Il Boia Scarlatto (1965) aka Bloody Pit of Horrors

martes, 8 de febrero de 2011


Kriminal, un clasico
del "fumetto
La historieta violenta italiana sobre anti-héroes criminales, más conocida como “Fumetto Nero”, era en principios de los 60’s un éxito rotundo en su país natal, replicándose así este fenómeno tanto en la fotonovela como en el cine. El legendario “Diabolik” fue su prócer, al que rápidamente se le sumaron otros como Satanik, Kriminal y Killing, que por cierto, venían con una carga erótico-violenta mucho más explícita que su antecesor, llegando incluso a alarmar a las autoridades por sus excesivos contenidos, cargados al sadismo, en especial contra la mujer, cosa que finalmente les costó la vida el año 1964 a manos de ese verdugo moral llamado censura.
Killing, torturando señoritas en
las añejas fotonovelas.
Lo que a continuación presentaré queridos lectores, es una encantadora historia de horror gótico, nacida solo un año después de la muerte de estos infames antihéroes, y por ende directamente contextualizada bajo su macabra influencia. Rescatando de forma muy fresca todo el espíritu del “Fumetto Nero” y sus viñetas “políticamente incorrectas”. Se trata de El Vengador Escarlata, película italiana humilde en recursos, pero desbordante de sorpresas.

Il Boia Scarlatto (1967)

Director: Massimo Pupillo
Guión: Romano Migliorini
País: Italia

Los integrantes del equipo técnico encargado de hacer las imágenes para una fotonovela inspirada en el fumetto nero, llegan a un castillo aparentemente abandonado para usarlo como locación de sus escenas. Todo parece estar bien, la locación es perfecta y la ambientación muy tétrica. Pero algo extraño hay, las personas se sienten observadas y obviamente no están equivocados, en el castillo habita un joven misántropo llamado Travis Anderson, que luego de un intercambio de palabras, accederá a hacer las veces de anfitrión.
cooool

Lo que no se imaginan los invitados es que Travis, es el heredero de una terrible casta; Cuenta la leyenda que este joven tubo un antepasado conocido como “El Verdugo Escarlata”, quien fuera un morboso sádico adicto a torturar féminas con toda una batería de aparatos especialmente construidos para esto. Finalmente este torturador fue capturado y ejecutado con uno de sus propios artilugios. Cuando Travis, es poseídos por el espíritu maldito de su antepasado, comienzan la pesadilla para sus inquilinos.
El Vengador Escarlata entra en acción con más estilo que la chucha!

Con una imagen de celuloide desgastada y manchada por el inclemente paso del tiempo, un antagonista tan cliché que roza lo caricaturesco (tanto que a ratos pareciera que estamos viendo una versión ultra violenta de scooby doo), descubrimos hoy esta joya del cine de explotación italiano más primitivo, que a pesar de contar con un presupuesto muy escaso, nos entrega momentos sorprendentes y muy adelantados a su época, como por ejemplo el hecho de que el Verdugo Escarlata asesine a sus jóvenes víctimas una por una y de distintas formas, es un recurso que más de diez años después se convertiría todo un género conocido como Slasher (halloween, Viernes 13), incluso “Il Boia Scarlatto” es varios años anterior a “Bahía de Sangre” de Mario Bava, considerada como uno de los primeros referentes del género.
Como todo villano de la historieta vieloenta, ssu maximo goze lo encuentra torturando bellas señoritas...

Como si estos guiños al Slasher fueran poco Massimo Pupillo nos deleita también con un hecho que ahora podríamos considerar casi visionario, las muertes por medio de lentas torturas, de una violencia y explicites inusitada para su época, se podrían considerar como el tatarabuelo de lo que hoy conocemos como Torture Porn, nuevo género terrorífico de moda, iniciado con películas como Saw y Hostel.
Arañas robóticas de peluche estan entre sus trampas favoritas.

Todo lo que un buen degustador de cine malhecho necesita para pasar sus tardes de ocio son una (o dos) cerveza de litro, un buen porrete, alguna chatarra para picotear y una película como esta.
¿quien pensaria que en este antiguo castillo abandonado, lleno de armas y herramientas de tortura medievales, los protagonistas correrían algún peligro?
Literalmente, listos para la foto.
Ñami ñami, tetas y cortes...
Torture ponr.... ¿un original y nuevo género?... pfff, a otro perro con ese hueso.
y en 1967... recuerden.

Completa en youtube:

Leer más

ATTACK OF THE CRAB MOSNTERS (1957)

martes, 18 de enero de 2011

Roger Corman y Charle Griffith, catedráticos de la serie B en su mejor época.
Don Roger Corman, un hombre de sentidos agudos y ojos bien abiertos que siempre se mantenía al tanto de todas las noticias que estuvieran a su alcance, desde las más comunes a las mas extrañas, desde las más trascendentes hasta las mas insignificantes, convirtiendo la actualidad mundial su principal fuente de inspiración.

THEM!, la película que
comenzó la invasión de bichos
 gigantes en el cine.
Así es como en los años 50’s, bajo el marco de los terribles ataques nucleares que Estados Unidos lanzó en Hiroshima y Nagasaki, nació -impulsado tal vez por la culpa generalizada que tenía el pueblo norteamericano al sentirse cómplices de tan terrible acontecimiento- nacía un nuevo y extraño sub-género cinematográfico, donde los protagonistas de turno se debían enfrentar a las catastróficas consecuencias que provocadas por la manipulación ignorante del poder atómico.

Iniciadas por “Them!” (1954), las películas sobre bichos de tamaño multiplicado por culpa de la radiación nuclear inundaron las pantallas hollywodences durante los años 50’s. Entre otras alimañas había hormigas, arañas, escorpiones y mantis colosales, pero la gente pedía más y más bichos destruyendo las ciudades. Y el “viejo zorro” (como se le conoce en Hoollywod a R. Corman), no podía dejar a ese público sin complacer, y para esto nos envió nada menos que Cangrejos Radioactivos (de hule y papel maché) a atacarnos.

EL ATAQUE DE LOS CANGREJOS GIGANTES (1957)

Director: Roger Corman
Productor. Roger Corman
Guión: Charle B. Griffith
País: U.S.A

Luego de la desaparición de un grupo de científicos en una desolada isla del pacífico anteriormente usada por el ejército como campo de pruebas nucleares, otro grupo de biólogos marinos parte en una misión de rescate, que además tiene como objetivo estudiar una extraña lluvia radioactiva y sus efectos en la flora y fauna de esta Isla. Pero lo que encontrarán los científicos será algo mucho más extraño y aterrador. Los primeros indicios que de que algo raro pasa acá, es que esta isla cambia su geografía brusca y recurrentemente, el calor es insoportable y se crean extraños túneles en su interior. Pero esto no es nada al lado de lo que más tarde descubrirían.

Elenco protagonista de la Isla de Gillig... perdón Attack of the Crab Monster

Pamela Duncan, la minurri de muslos
rechonchos y apetecibles, posa sobre
la verdadera estrella del film.
Los cangrejos han sufrido una extraña mutación que aumenta su tamaño a niveles colosales, además de convertirlos en seres hambrientos de cerebros humanos, y por si esto fuera poco, con la capacidad de asimilar las voces de sus víctimas para comunicarse de forma telepática con el resto de los humanos. Todo un problema, de esos que a solo Corman se le podían ocurrir.


La garra del cangrejo protagonizará minutos de "increible tensión"
como podrán imaginar (...)
Siendo objetivo, les puedo decir a ciencia cierta que lo único que le jugó en contra a esta película, fue el paupérrimo presupuesto con el que contaba. Si no tenía recursos o simplemente no le interesó invertir más en esta película, son dos factores muy probables tratándose de Corman. Pero si fuera este el último caso, que don Roger simplemente no quiso ponerle mas plata al asunto, sinceramente la habría cagado feo, por que la idea era fenomenal, creativa, redondita e inocentemente creíble. Si no fuera por lo minimalista del entorno, las actuaciones poco convincente y por sobre todo la ridícula apariencia de los cangrejos gigantes radioactivos, la película se hubiese convertido  en una joya del género y recordada por todos (dicen por ahí que sacándole los ojos de rana rené se hubiese visto mucho mas aterrador). De todas maneras es una película que por su inocente nostalgia merece ser vista.

El Cangrejo mutante radiactivo no se ve para nada mal...
Película correspondiente a la primera (y más adorable) época de Roger Corman, en este período el Rey de la serie B, se ganaba este título trabajando más rápido y barato que nunca, prueba de ello es que esta es solo una, de casi una treintena de películas que el “viejo zorro” filmó entre 1954 y 1960, todas de ciencia ficción o contingencia mediática.

Pero basta un pequeño zoom para que veamos las bolsas plásticas, 
cintas adhesivas y material de deshecho en acción.
Las "Monster Movies", con sus monstruos mutantes radioactivos invadiendo la tierra, personajes exageradamente esteriotipados y trama inocentona, lograron (intencionalmente o no) insertar en el inconciente colectivo el respeto hacia la energía nuclear, y Roger Corman en asociación con el guionista Charle Griffith, supieron más que nadie, sacarle el jugo a este fenómeno.

Con mucha paciencia, espero algún día poder reseñarles a lo menos todo el cine fantástico de la primera época (1954-1960) de este gran maestro.

Y de regalo les dejo una galería de posters y fotos de las películas clásicas de Roger Corman cortesía de unapaginadecine.org: http://unapaginadecine.org/c/corman01r/index.html

TRAILER


PELÍCULA COMPLETA (EN INGLÉS)


Don_fofo

Leer más

THE HORROR OF THE BLOOD MONSTERS (1970)... y Al Adamson

jueves, 6 de enero de 2011

Detras de estos maravillosos afiches y geniales títulos, se ocultaban las películas más rancias de los 70's.
Si el concepto de marketing hubiese sido en sus tiempos tan importante como lo es hoy, tal vez la dupla de Sam Sherman y Al Adamson a estas alturas ya serían dueños o consultores de varias transnacionales. Pero, como dedicaron su vida al cine pobre, simplemente se convirtieron en unos canallas más que hoy recordaremos con cariño.

No podía faltar una
de motoqueros hippies
satanistas sádicos en la
filmografía de este maestro.
Sherman (productor) y Adamson (director), eran una dupla que tenía muy claro que el público que visitaba los autocinemas donde se estrenaban sus películas entre los 60’s y 70’s, eran en su mayoría parejas de jóvenes con las hormonas explotando a mil que con suerte verían los créditos iniciales, para luego dar rienda suelta a sus incontrolables lívidos, y uno que otro despistado o aburrido sin nada más que hacer esa noche. Sabiendo esto, la dupla desarrolló –quizá inconcientemente- una magistral técnica de engaño, a base de la exacerbada inflación de expectativas en el público previo al estreno de sus películas. Técnica de los más canalla recurrentemente usada en el mundillo del cine de explotación, artimaña hoy en día tan pulida y refinada que se a convertido en el eje principal de Hollywood, marketing por sobre calidad.

Iván Zamorano con bigotes y un zombi
publicitan Drácula vs Frankenstein.
Seguramente la película nisiquiera
existía en ese entonces.
Para explicarnos un poco mejor, veamos como funcionaba la dupla Sherman-Adamson a la hora de hacer una película con su productora “Independent International Pictures”:

Primero buscaban un título increíblemente llamativo, donde palabras impactantes como demonio, sangre, sadico e infierno no podían faltar, luego de encontrar un título adecuado mandaban a diseñar un afiche ojala tan o más llamativo (generalmente ilustrado por Gray Morrow), y con esto hacían una especie e sondeo para ver si la gente se interesaría en ver dicha película, que por lo demás, hasta el momento ni siquiera existía (para esto eran unos verdaderos maestros, lás imágenes no mienten). Una vez “aprobada”, Adamson se lanzaba a crear con lo que tuviese a mano una película de temática relacionada con su reciente afiche. Y en honor a la verdad, las películas de Al Adamson casi siempre resultaban ser una completa basura, escenas inconexas, diálogos incoherentes, imágenes tomadas de otros filmes, guiones imposibles y presupuestos paupérrimos. Lo peor de todo es que esto lo sabía muy bien Adamson, y no le interesaba. Mientras paguen la entrada, todo bien. Si luego no les gustó, problema de ellos. 


Consulatado sobre esto en una entrevista, Sam Sherman dijo que la culpa de todo la tenía el, y que "Al" solo se limitaba a hacer -frustradamente- simplemente lo que Sherman le encargaba, osea, para Al Adamson el filmar películas era prácticamente un trabjao rutinario como cualquiera. 
¿Entonces, hacer las películas de mala gana, fué lo que finalmente dió forma a esa serie Z tan especial de al Adamson?.
Drácula con afro junto a Al Adamson, quien tiene su mente directamente conctada con la del Frankenstein de puré, via cable...
PD: No se preocupen, Drácula vs Frankenstein es una película que pronto tendrá su merecido comentario.
••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••
Una de las películas que mejor refleja este espíritu marketero de Al Adamson, es la que hoy, con mucho esfuerzo y concentración trataremos de entender.

HORROR OF THE BLOOD MONSTERS (1970)

Otro poster de culto que para variar
estaba muy por sobre la película.
Director: Al Adamson
Guión: Sue McNair
País: USA

Una rimbombante banda sonora acompaña los créditos iniciales, y de pronto aparece escrito con grandes letras rojas; “El Horror de los Monstruos Sangrientos”. Si luego de esta espectacular presentación pensaste; “Guau, esto pinta para grande”…entonces has caído en las garras de Al Adamson.

Esta ensalada audiovisual, que roza el surrealismo de tan mal hecha que está, trata de que la tierra ha sido contaminada con una extraña radiación cromática proveniente de una galaxia lejana llamada “Espectro” que convierte a las personas en vampiros (¿) y la única forma de acabar con este mal es viajando al planeta de los vampiros(…), ubicado en dicha galaxia y acabar de raíz con el problema.
Al Adamson nos recibe de vampiro
A estas alturas ya pudimos apreciar una sarta de vampiros truchos con colmillos de cartón atacando transeúntes en unas muy mal iluminadas escenas nocturnas (incluye cameo del mismo Adamson).

La misión de acabar con el planeta se le encarga al profesor Rynning (John Carredine, en su peor momento) quien junto a su equipo parte en su humilde y mal decorada nave espacial hacia la dichosa galaxia.
Nave espacial interiormente decorada con relojes de pared, controles de mando
 dibujado y sillas de comedor.
 Vista desde el exterior es claramente un juguete.
Por desperfectos técnicos de la nave (seguramente se le agotaron las pilas) finalmente aterrizan en un desconocido planeta en la galaxia espectro, lugar de condiciones muy similares a la tierra, ahí la tripulación se percata de que este planeta está cubierto de la misma radiación monocromática que amenaza a la tierra, por si esto fuera poco, se enconaran con un despelote evolutivo de proporciones en un ambiente claramente prehistórico, que los llevara entre otras cosas a descubrir lindas féminas paleolíticas, iguanas enojadas, vampiros cavernícolas, dinosaurios, vampiro-lobo cavernícolas, elefantes alfombrados y por supuesto, el insuperable hombre langosta, que con su traje de hule, ojos tiernuchos y aspecto simpaticón, se roba la película.
El mosntruo langosta, sin duda alguna lo mejor de la película
Horror of the Blood Monsters es una película que nos deja muchos temas para reflexionar, como por ejemplo:

¿Cuál es el motivo real para que cada cierto tiempo, la imagen se tiña de un solo color?
¿Por qué la película ha mutado de vampiros a naves espaciales, y luego a una de cavernícolas? O simplemente ¿Qué mierda está pasando acá?...
Esta escena ya la vi en alguna parte
Las respuestas que nos ofrece el guión a estas interrogantes francamente no pasan de ser un compendio de idioteces sin sentido alguno (bueno, como toda la película en realidad). Sin embargo la verdadera explicación a esto la podemos encontrar en los detalles de producción del film, ósea, en el estilo magistral de Al Adamson:
No siempre se puede morir con estilo...
Resulta que el viejo Sherman, maestro de la realización de películas sin ni un solo peso, no encontró nada mejor que comprar una vieja película filipina de vampiros cavernícolas llamada Tagani (1960), hacer que Adamson filme algunas escenas de relleno por aquí y por allá, pedazos de una película de ciencia ficción que nunca llegó a concretarse, un par de imágenes robadas de antiguos filmes prehistóricos, tijeras, pegamento y listo. Pero había un problema, tanto la película filipina y los trozos “prestados” de películas antiguas, estaban en blanco y negro, y como lo habían promocionado como un film en colores tubieron que utilizar un modero  sistema de color llamado Spectrum X. Farsa total, en realidad lo único que hicieron fue teñir el metraje de la película filipina  y así como las escenas robadas de “El Mundo Perdido” y “Hace un Millón de Años” tal como se venía haciendo desde los años 30’s.
¿Alguna vez se preguntaron que sale de la cruza entre drácula y el hombre lobo?
Los filipinos tienen la respuesta...
En agosto de 1995 Al Adamson, -tal vez por primera vez en su vida- aparecía en las noticias de todo Norteamérica, no porque halla estrenado una nueva gran película, si no por que su cadáver era desenterrado por la policía de debajo del yacusi en su casa recién remodelada. Al Adamson había sido asesinado por el mismo contratista que remodelaba su hogar. Sarcástico no?.
También hay elefantes alfombrados
Y sexo virtual sin penetración pero con derecho a estirar las manos...peor es na.


Leer más

Blog Widget by LinkWithin
 
http://cinediondo.blogspot.com/